ESPAÑA DIGITAL 2025

27 Julio 2020 - Prensa Tecnología
  • ESPAÑA DIGITAL 2025 1/1

El Gobierno ha presentado el plan ‘España Digital 2025’, cuyo objetivo es impulsar la transición digital del país como palanca esencial para relanzar el crecimiento económico, reducir la desigualdad, aumentar la productividad y aprovechar las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías. Para ello, contempla la movilización de una inversión pública y privada de 70.000 millones de euros en el periodo 2020-2022. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto con Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital; María Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional; María Reyes Maroto, al cargo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo; y Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación, presentó el pasado jueves la agenda ‘España Digital 2025’.

La nueva agenda digital incluye 47 medidas articuladas en diez ejes estratégicos, que en los próximos cinco años se pondrán en marcha en línea con la estrategia digital de la Unión Europea, con la colaboración público-privada y la participación de todos los agentes económicos y sociales.

Durante el periodo 2020-2022, el plan contempla la movilización de un volumen de inversión pública y privada en torno a 70.000 millones de euros: 20.000 millones del sector público, de los cuales 15.000 millones corresponderían a los nuevos instrumentos de financiación del Plan de Recuperación Next Generation EU, y 50.000 millones de euros del sector privado.

Diez ejes estratégicos

Las cerca de 50 medidas incluidas en ‘España Agenda Digital 2025’ se estructuran en diez ejes estratégicos. El primero, conectividad digital, persigue garantizar una cobertura de 100 Mbps en 2025 para toda la población, promoviendo la desaparición de la brecha digital entre zonas rurales y urbanas. Contempla el plan de conectividad digital, el proyecto de ley general de telecomunicaciones y el programa de atracción de infraestructuras digitales transfronterizas.

En segundo lugar, el plan incluye el impulso a la tecnología 5G para situar a España a la vanguardia en Europa. Así, el Gobierno pretende tener preparado el 100% del espectro radioeléctrico para el 5G en 2025, mediante medidas como la liberación del Segundo Dividendo Digital este año, la asignación de las bandas de frecuencias prioritarias demandadas para 5G en 2021, pilotos y nuevas medidas de impulso al despliegue y adopción de esta tecnología, una propuesta normativa de ciberseguridad en este ámbito y el desarrollo de corredores de transporte 5G.

El tercer eje reforzará las competencias digitales de la ciudadanía a través de tres planes específicos que harán hincapié en las necesidades del mercado laboral y en cerrar la brecha digital en educación, con el fin de lograr que un 80% de la población cuente con capacitación digital básica en 2025, de forma paritaria.

Otra dimensión de la agenda digital es la de ciberseguridad. Se busca disponer de 20.000 especialistas en el sector, en inteligencia artificial y datos, de aquí a cinco años, gracias a medidas como el polo de actividad empresarial que supone el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe). Además, contempla una línea de ayudas, el fortalecimiento de la seguridad cibernética de la ciudadanía, las pymes y los profesionales, el impulso del ecosistema empresarial del sector, el despliegue de un Centro de Operaciones y el fomento de España como nodo internacional en este ámbito.

Hacia una administración pública data driven

El quinto eje de ‘España Digital 2025’ se refiere a la transformación digital del sector público, especialmente en ámbitos como el empleo, la justicia o las políticas sociales. Tecnologías como la inteligencia artificial, el blockchain o el big data, van encaminadas hacia una administración pública data driven, en la que la personalización de los servicios y la relación con la ciudadanía son clave.

En este punto destaca la actualización de las infraestructuras tecnológicas del sector a través de la estrategia cloud de la Administración General del Estado y el refuerzo de la cooperación interadministrativa en la prestación de servicios cloud. Igualmente, se pondrán en marcha proyectos tractores, como el de una administración basada en el dato seguro, la incorporación de una justicia digital, la digitalización de los servicios de Empleo, Seguridad Social y Migraciones, de las Delegaciones del Gobierno, el fomento de estadísticas inteligentes fiables y un plan de transformación digital consular, además del impulso del programa de Territorios Inteligentes.

Asimismo, se desarrollarán programas piloto innovadores para la aplicación de tecnologías avanzadas en un laboratorio de innovación Gobtechlab. En concreto, se diseñarán sistemas y protocolos a fin de garantizar la protección de los derechos individuales y colectivos en cualquier nueva aplicación o desarrollo tecnológico por parte del sector público nacional.

También se introducirán innovaciones como la integración de todas las administraciones en la digitalización del sector público, una aplicación móvil para el desarrollo de servicios personalizados, la accesibilidad multiplataforma de los servicios públicos, un sistema centralizado de notificaciones electrónicas y otro de interconexión de registros, cambios en el marco regulatorio y puestos de trabajo de nueva generación, con la finalidad de contar con el 50% de los servicios públicos disponibles vía app en 2025 para facilitar la relación de la ciudadanía y las empresas con la administración pública.

Transformación digital justa

El sexto eje de la agenda ‘España Digital 2025’ es la digitalización de las empresas y el emprendimiento digital. En este caso, se fija como meta que al menos el 25% del volumen de negocio de las pymes provenga del comercio electrónico en cinco años, a través de medidas como Acelera Pyme.

A continuación, el documento hace referencia a proyectos tractores de digitalización en sectores económicos estratégicos, como el de la salud, la movilidad, el turismo y el comercio, con el objetivo adicional de reducir un 10% las emisiones de CO2 por efecto de la digitalización de la economía en 2025.

La siguiente dimensión del plan es mejorar el atractivo de España como plataforma audiovisual europea para generar negocio y puestos de trabajo. Por su parte, el noveno eje es el de la transición hacia una economía del dato, garantizando la seguridad y la privacidad, y aprovechando las oportunidades que ofrece la inteligencia artificial a fin de lograr que, al menos el 25% de empresas, usen IA y big data dentro de cinco años. Incluye medidas como la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, la Oficina del Dato y Chief Data Officer (CDO), la creación del Consejo Asesor de IA y una estrategia cloud.

Por último, para que la transformación digital sea justa, se deben asegurar los derechos en el nuevo entorno. Para ello, el Gobierno tiene previsto elaborar una Carta de Derechos Digitales, y contempla medidas como Digital Future Society y la participación en iniciativas europeas y debates internacionales en esta materia.

Consejo consultivo y seguimiento de la agenda digital

El Gobierno creará el Consejo Consultivo para la Transformación Digital, que tendrá carácter público-privado y facilitará el diálogo y la participación de los distintos agentes económicos y sociales para la digitalización del país.

Además, se creará un sitio web dedicado a ‘España Digital 2025’ con información actualizada sobre medidas e indicadores, y se elaborará un informe anual de seguimiento que será presentado al Consejo.

Y de igual modo, el Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI) contribuirá proporcionando información pública sobre transformación digital y apoyando la elaboración de informes para la evaluación y actualización de las actuaciones desarrolladas en el marco de la agenda digital.